domingo, 10 de junio de 2007

análisis de la convivencia/desavenencia escolar

En los días que corren se tiene por evidente que cada escuela debe tener su plan específico de convivencia ,basado, en algunos casos, en señales de advertencias tempranas y en otros , a través del análisis de comportamientos hostiles y tramposos , sean latentes o manifestados en el transcurso de la vida escolar. Al mismo tiempo de esas amenazas ,riesgos ,vulnerabilidades , se constata en el ámbito de la docencia que sin disciplina no puede haber buena convivencia en la escuela. .La disciplina es una de las herramientas con la que más cuentan maestros y profesores para poder orientar y organizar el aprendizaje , al mismo tiempo que sirve para promover y desarrollar en los alumnos valores y actitudes, entre otros, iniciarlos para madurar en los procesos de participación en la vida social , inculcar el respeto de las libertades, capacitar para ejercer actividades profesionales , lograr autonomía , justicia, tolerancia, solidaridad , y solertia ,rasgo singular que une la prudencia con la inteligencia..

Los antecedentes de la disciplina escolar devienen de la enorme consideración que en otros tiempos tuvo el concepto de “urbanidad” en los colegios , a principios del siglo pasado , definido este concepto por Calleja (1901) como el arte de hablar y de proceder con delicadeza en el trato social por personas educadas. De ahí la insistencia en el marco de la vieja escuela , tradicional y doméstica de que los hijos y alumnos aprendieran la práctica de la urbanidad , como valor esencial . En estos días , en el ámbito de la escuela nueva, moderna y progresista el aprendizaje de urbanidad se denomina “habilidad social “ y con más redundancia, “ hábitos de convivencia”.

Pasaron aquellos tiempos de disciplina autoritaria impuesta por docentes que usaban regímenes intolerantes , sostenidos de manera arbitraria y espontánea ,donde frecuentemente se sermoneaba y se imponían castigos corporales , aparte de proponer modelos de conductas nefastas ,propugnando entre los alumnos comportamientos pasivos ,obediencia ciega, respeto a las jerarquías docentes e indocentes, amén de muchos silencios y ocultaciones , y conformidad , y reglamentar en demasía , en función de prohibiciones.

Los “discípulos”, verdadera etiqueta de los alumnos de la vieja escuela recibían enseñanzas y conocimientos a través de enormes esfuerzos por asimilar y aprender lo que no sabían .Los discípulos ,educados en la disciplina más exigente e intolerante eran percibidos como tinajas vacías. Los maestros vertían sobre los recipientes todo o parte del saber oculto. Los discípulos, aparte de no aportar nada al conocimiento y al aprendizaje , porque nada poseían , tenían mucho que recibir en aquellas aulas asertivas, donde se mostraba y entretenía , con reiterada insistencia, el castigar a los malos e ignorantes y premiar a los buenos y capacitados. .Los malos , inútiles , necios indóciles , e incapacitados para aprender y estar desatentos a los decires de los maestros, eran apartados ,marginados , expulsados o dejados de la mano del docente de turno , y de la sociedad para luego soterrarlos en nichos procedentes del campo y de la urbe .




Hoy, por extraño que fuere, y a muy pesar de teóricas y buenas prácticas relacionadas con la convivencia, ante el déficit de espíritu cívico que acusa la sociedad, singularmente entre los menores en la escuela y jóvenes en la calle , manifestado a través de frecuentes rebotes de intolerancia, racismo , discriminación , y xenofobia , se contempla la necesidad de educar en la convivencia, ciudadanía, y urbanidad ,hasta el punto de recomendar el Consejo de Europa ,en el 2005, que la educación ciudadana ocupe lugar prioritario en las políticas educativas , y que se refleje en planes de estudio y organización de las escuelas, y que esa educación agrupe toda la enseñanza en valores que sirvan para resolver conflictos de forma no violenta ,que argumente en defensa de los puntos de vista propios , que se aprenda a escuchar, comprender, e interpretar los argumentos y razones de otras personas ,así como reconocer y aceptar las diferencias , al tiempo que apuesta por el ánimo de considerar alternativas y someterlas a análisis éticos , y además, asumir responsabilidades compartidas , y establecer relaciones constructivas , no agresivas , no violentas.

En este orden la educación de los futuros ciudadanos tiene como objetivo prioritario capacitar para ser individuos autónomos en la esfera pública y preparados con las suficientes virtudes cívicas , que incluye desde una “buena educación” hasta la adquisición de determinados modos y valores ,aceptados por la mayoría, que conforman una cultura pública de convivencia.


La Unesco, por demás , en 1996, manifestó que los sistemas educativos deben favorecer y priorizar la enseñanza para convivir y trabajar en proyectos comunes ,añadiendo el mensaje sustantivo de aprender a ser persona, y que las personas hagan cosas que aporten y reviertan a la sociedad del trabajo, y además , que las personas puedan conocer y comprender contenidos culturales y científicos , discurso referente en todos los contextos que se citen sobre educación , escuela y aprendizaje . Posteriormente , en el 2001,la Unesco postuló la “no violencia” y a partir de esa fecha ha recopilado “las buenas prácticas para la resolución de conflictos”, que han servido en Francia para instrumentar en las escuelas el programa “Aprender a vivir juntos”, aparte de la “mediación escolar” ;en Finlandia, el uso de la fuerza de los grupos de iguales para prevenir comportamientos violentos(2002), y en España, el programa “en clave de paz”lanzado por la fundación catalana de l´esplai con el objetivo de educar para la paz y valores humanos.






PLANTEAMIENTO



Las escuelas de hoy y de mañana se llenan de diversidad y multiculturalidad ,producto de la incorporación de otras gentes distintas ,empujadas a la migración , movidas unas veces por insolventes e improductivas economías , y otras por la marginación redundante, presentes en ciertas comunidades basuras .Las escuelas en la actualidad están cumpliendo y asumen funciones de socialización ,cuidado y atención, y en algunos casos , logro de beneficiencias , que antes correspondían a las familias y a otras entidades de amparo ,socorro y auxilio .

Las sociedades mantienen a las escuelas porque contribuyen a la reproducción del orden social y porque pueden servir a mejorar ese orden .Paulo Freire dijo que la escuela o sirve para integrar a los más jóvenes en la sociedad o se convierte en la práctica de la libertad ,transformando..



En el transcurso del siglo XX ,a finales del mismo ,la literatura de los valores ha sentado que la comunidad estaba caracterizada por ser tecnocrática, discriminatoria, insolidaria, consumista y acelerada, y que promovía entre otros valores el tener más, ser más, usar y tirar, ,tener por tener , y ganar ,facilitando así modelos personales muy individualizados ,insolidarios ,altamente competitivos, agresivos , acríticos , simplistas e intolerantes.

Ahora , en los tiempos que vuelan , se apuesta en los procesos formativos y diseños de educación por inculcar a los alumnos actitudes y comportamientos que favorezcan la implicación en proyectos colectivos , y educar en la formación de ciudadanos responsables y comprometidos .Ahora ,en las escuelas se envida y reta por la “formación de personas por y para la comunidad”, y más que nunca por la aceptación de la diversidad y diferencia ,hasta el punto de reconocer que la diversidad en la escuela es la expresión de la normalidad , y algo natural en las aulas , lugar especifico donde se enriquecen aprendizajes de carácter cognitivo y afectivo y donde se aprende a ser persona y convivir.


Javier Elzo , al referirse al mundo de la enseñanza , señala como valor prioritario de las tres funciones que tiene la escuela, aquella que tiene como objetivo esencial el logro de ciudadanos responsables , función que más atañe a la convivencia escolar .




El pasado año 2005, en Julio, el barómetro del CIS , informaba que por encima de la formación y conocimientos necesarios para obtener un buen empleo ,una gran parte de los encuestados se pronunciaba y valoraba que una de las cualidades más importante a adquirir a lo largo de la escolaridad obligatoria consiste en ser un buen ciudadano ,lo que es decir, capaz de ejercer derechos y deberes , aprendiendo a respetar a los demás.

La Confederación española de asociaciones de padres de alumnos , Ceapa, en sus pronunciamientos aboga por una escuela pública integradora y solidaria ,que forme ciudadanos para una sociedad democrática y avanzada , y que no discrimine , y por tanto no segregue en las aulas


En líneas generales , sindicatos de enseñanza, expertos docentes y Consultoras de Seguridad y Convivencia escolar están de acuerdo , distinguiendo matices, en que los problemas de convivencia escolar tiene que ver ,entre otros factores, por las formas de gobierno y relaciones democráticas , por los contenidos irrespetuosos respecto de alumnos de otras culturas presentes en las aulas, por el empleo de recursos didácticos desmotivadores y aburridos , por la instrumentación de normas disciplanrias autoritarias y no consensuadas , y por la falta de respeto de algunos docente frente a ciertos alumnos con problemas de aprendizaje o pertenecientes a la diversidad y diferencia , y que la realidad cruda se manifiesta en la aparición de la violencia como una nueva fuerza y energía que va llenando los vacíos que dejan o abandonan las buenas practicas de la convivencia, fenómeno reciente que requiere de gestiones y tratamientos multidisciplinares , derivado de la complejidad multicausal , con diferentes factores o variables intervinientes e independientes , que devienen desde la maduración y desarrollo individual, pasando por las relaciones interpersonales del aula , de la calle y de la basura, hasta llegar por elevación a las estructuras politicas, sociales y culturales que mantenga una sociedad.

Una de las percepciones más extendida en la disrupción de las aulas y conflictividad en los centros escolares, constatada en la mayoría de encuestas y refrendadas por sindicatos docentes , consisten en el incremento de los problemas de convivencia en los recintos docentes , y singularmente entre los de educación secundaria, lo que significa alta dificultad de enseñar e impartir clases y llevar a cabo los procesos de enseñanza, lo que conlleva entre muchos docentes a sostener situaciones complejas de soledad, ansiedad, vivencias de estar quemados , y percibirse en situación permanente de caducidad. Y de escasa mvalía.


La Asociación Nacional de Profesores Españoles, Anpe, en una encuesta a 1310 profesores ,año 2006, manifestaron entre otras cuestiones referentes a la convivencia escolar la denuncia de situaciones violentas en un 85% de los centros docentes; notificaron que un 63,4% del profesorado tiene dificultades para impartir clases con normalidad ; revelaron que un 58,3% están desmotivado y desprotegido socialmente; y criticaron de manera amarga que un 81,7 % de ellos no han recibido formación específica sobre resolución de conflictos escolares, razones por las que piden aplicación de medidas tendentes a mejorar la convivencia y frenar la violencia en las aulas , en reunión recientemente celebrada, en Madrid ,la mayoría , Directores de Centros de Secundaria, urgiendo a las que siguen , a saber:


a)más autonomía respecto del absentismo escolar

b)libre disposición sobre objetores escolares para que pasen a compensantoria y que alumnos inmigrantes vayan a escuelas de enlace y aconsejar tiempo de permanencias en las mismas.

c)que los consejos escolares sean las ultima instancia en cuestiones disciplinarias y no en las Consejerías.

d)reclama ayuda a las familias y sancionar a los padres que se desentienden de sus hijos escolarizados

e)contactar con ayunmtamientos y policia

f)que la distribución de recursos sea por tasas de absentismo,fracaso escolar, porcentajes de inmigrantes, ,entornos agresivos